miércoles, 26 de abril de 2017




AMENAZAS A LA BIODIVERSIDAD:
CONTAMINACIÓN DE AGUAS, AIRE,   SUELO.


La contaminación ambiental es otra de las causantes de la muerte de muchas especies y contribuye al cambio climático, cualquier producto u acción que intervenga en la dinámica de los ecosistemas tiene efecto negativo en la biodiversidad, para hablar de la contaminación ambiental es necesario nombrar los diferentes componentes del ambiente, los cuales son el aire, las aguas y el suelo. Entre los contaminantes emitidos al ambiente están los gases tóxicos, el polvo y cualquier sustancia que añadida a la atmósfera cause un daño sobre las personas o al medio ambiente, las principales causas de contaminación atmosférica son: la industria y las grandes concentraciones humanas en áreas urbanas.

                             AGUAS

En cuanto a la contaminación de las aguas, esta se encuentra en gran parte en las aguas continentales, ya que se considera agua contaminada cuando no es apta para la bebida o el consumo humano, cuando los animales acuáticos no pueden vivir en ella, cuando las impurezas que tiene hacen imposible su uso ya sea recreativo o de uso industrial, la contaminación de las aguas se debe a diversos factores pero principalmente se relaciona con substancias que provienen de fabricas que son vertidos a ríos o al mar, tales como hidrocarburos o metales.





AIRE




La mala calidad del aire, el cambio climático, los estilos de vida poco saludables y la división entre las personas y el medio ambiente están afectando cada vez más la salud humana en la región Paneuropea, según el informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO-6, por sus siglas en inglés), publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), con el apoyo de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).
La contaminación del aire es el mayor riesgo para la salud en la región, con más de 95% de la población urbana de la Unión Europea expuesta a niveles que sobrepasan las directrices de la Organización Mundial de la Salud. En 2012, 500.000 muertes prematuras en la región fueron atribuidas a la mala calidad del aire exterior y 100.000 a la calidad del aire interior.







SUELO

Con motivo de una conferencia celebrada los días 23 y 24 de septiembre, titulada «El suelo, el cambio climático y la biodiversidad: estado de la cuestión», el Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea ha publicado un atlas con indicadores de las amenazas que pesan sobre la biodiversidad de los suelos en Europa. Elaborado este mismo año, se trata de un atlas sin precedentes que proporcionará a las autoridades el apoyo necesario para proteger este recurso fundamental.

Cerca del 25% de las especies terrestres viven en el suelo, que además es el segundo sumidero de carbono más importante del planeta. Según especialistas de la UE en la materia, la agricultura, el agua y el ciclo del carbono dependen en gran medida de la biodiversidad de los suelos. Según el atlas del JRC, de 128 páginas, las regiones más afectadas se concentran en Bélgica, Francia, Luxemburgo Países Bajos y partes del Reino Unido. Se espera que éste sea un recurso extremadamente útil para responsables políticos, investigadores y docentes.

«Los suelos son el eslabón esencial para la biodiversidad que hace posible la vida en la Tierra y mantiene la viabilidad económica», se lee en una declaración conjunta de Janez Potocnik, Comisario europeo de Medio Ambiente, y Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia.























                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.